Ir al contenido principal

La naturaleza se abre paso

Anécdotas acuarísticas

Hacía ya un tiempo que había notado que uno de los filtros exteriores del acuario no trabajaba ya a su caudal normal, quizás el paso del tiempo había reducido su capacidad filtrante, a decir verdad, ya ni se acordaba de cuando era la última vez que lo había sacado para limpiarlo, y fue así como cerró las llaves de paso de los tubos, retiró los tubos del cabezal y con el filtro en las manos salió hacia la bañera.

Allí con sumo cuidado, retiró el delicado cabezal del Ecco Eheim, sacó las cestas repletas de material filtrante, ahora llenas de una especie de lodo que, calculaba él que era materia orgánica mineralizada y una gran colonia bacteriana, y sobre las cestas acabó de vaciar el volumen de agua que quedaba en el cubo del filtro. De repente, su mirada quedó fija, algo negruzco de aproximadamente un centímetro y medio, saltaba sobre la cesta. ¿Que era aquello?! Dios mío! (pensó él al apreciar tal situación) apresuradamente echó su mano encima y corrió hacía el acuario, allí en una paridera que tan solo contenía un alevín de Pseudotropheus interruptus, recuperado esa misma tarde del acuario, dejó su premio, un alevín algo más grande.

Es asombroso como la vida se abre camino... en los meses más vulnerables de la vida de un pez, el destino ha querido que este pase por un tubo de un metro y medio, se cuele por el estrecho paso de entrada del filtro, y acabe viviendo en un espacio de no mas de 3 cm. de alto y quizás 20cm. de diámetro, con una corriente cenital, con un nivel de oxígeno bajo, los nitratos altísimos y la mas absoluta oscuridad.

No era la primera vez que él escuchaba una anécdota igual, ni posiblemente la última, pero no podía dejar de mirar a la criatura y pensar en todo lo que habría tenido que pasar...

Comentarios

Entradas populares de este blog

La dinámica del acuario

El acuario permanece equilibrado

Dos Lamprologus ocellatus
Dos Altolamprologus compressiceps
Dos Neolamprologus similis
Dos Caridinas japonicas
Y dos Pomacea bridgresii

Esta es la población de mi acuario y hasta el momento todo había sido equilibrio en lo que a las especies se refiere, el respeto mutuo predominaba por encima de todo, la precaución y constante represión que sometía a mis ansias por meter más peces, había conseguido un clima muy agradable, pero con 6 cíclidos esto no podía durar mucho tiempo, y eso que 6 pequeños cíclidos para un acuario de 220 litros, tampoco era una población descabellada.

Era a mi parecer un buen margen de seguridad, pero ese margen se acorta cuando alguna de esas parejas decide ponerse a criar.

No es algo nuevo que los cíclidos multipliquen por diez su carácter territorial agresivo cuando de defender una puesta se trata, aunque siempre es espectacular ver como defienden a la sangre de su sangre, de los demás.

Durante los últimos días mi pareja de L.…

Nanos, Pico, Micro o simplemente pequeños acuarios

Minimalismo y High Tech


La moda del High Tech triumfa y se mantiene a lo largo de los años en un hobby marcado por la estética y porque no, por la tecnología.

Pero el exceso de medios que requiere mantener un acuario High Tech de gran volumen, excluye a muchos bolsillos de esa posibilidad y con ello la posibilidad de tener un plantado con especies vegetales de altos requerimientos.

 Es por ello, que de un tiempo a esta parte se han vuelto a poner de moda las urnas pequeñas, y aunque tener un acuario grande, para prestar mejores condiciones a nuestros peces es una tendencia que se mantiene, muchos aficionados además, obtan por urnas de pequeño tamaño para mantener pequeños crustáceos, caracoles o peces minúsculos, pero sobre todo para crear pequeñas joyas cargadas de tecnología en altas dosis, con paisajes alucinantes y a un precio, que en comparación con los grandes acuarios High Tech, ahora sí llega a la mayoría de bolsillos.



En este mundillo minimalista todo debe ir acorde, plantar…

Thorichthys maculipinnis.

El controvertido Thorichthys maculipinnis. Etimología y taxonomía.

La palabra Thorichthys fue definida por Meek y significa etimológicamente “pez que salta”, esta palabra proviene en su plenitud del griego. Se conoce, que el nombre al género, fue atribuido por Seth Eugene Meek, porque en una de sus expediciones, encontró una charca con numerosos ejemplares de Thorichthys helleri meeki que saltaban hacía fuera. Actualmente sabemos que aquello fue un hecho aislado, bien fuera por el hambre de los animales o por la falta de espacio en la charca, el hecho es que no es un comportamiento característico de esta especie.

El género fue conformado como decíamos por Seth Eugene Meek en 1904, que oficialmente en su origen reconoció a dos especies para este género, Thorichthys helleri meek, y Thorichthys ellioti (en honor al profesor D. G. Elliot dedicado al departamento de Zoología del Field Columbian Museum) y del que hablaremos más concretamente en este artículo, ya que se trata del actual Thoric…