Ir al contenido principal

De Tanganyica a Mixto

Ensalada de Africanos
Hacía un tiempo que a mi parecer el acuario Tanganyica de 220 litros ya tenía una población bastante establecida. Los peces estaban estáticos, cada uno disponía de su territorio y todos habían entendido cuales eran las líneas que no debían rebasar si no querían obtener un buen correctivo del compañero de turno.

Podía variar la disposición de la decoración para dar algo de dinamismo, y lo hice, aprovechando para limpiar las rocas del acuario llenas de algas, un problema que en los últimos tiempos empezaba a ser una ventaja, las algas verde punto estaban dejando paso a las algas filamentosas y poco a poco se formaba sobre alguna roca una pradera de algas filamentosa que las gambas se encargaban de gestionar, no sé si producto del aumento de la temperatura veraniega o por un tema químico del agua. Todo este cambio aportó un dinamismo sí, pero duró dos días, el tiempo que tardaron en reconocer sus territorios.

El caso es que durante unas semanas estuve planteándome una duda existencial, introducir algún pez que aportara dinamismo y aprovechara las algas como recurso. Los Ancistrus quedaron descartados, para mi gusto son peces demasiado distantes al biotopo africano, no por los kilómetros geográficos, si no por los parámetros del agua que suelen habitar, aunque no es raro que la comunidad acuarofila de acuarios africanos mantenga este género como parte de la brigada del limpieza del acuario, sin embargo lo descarté por eso y porque no iba a agregar un dinamismo al acuario que se hacía ya necesario, últimamente era como si los peces fueran figuritas de cerámica sumergidas.


La duda estaba entre Tropheus y M'bunas, durante unos días el purismo bastante acentuado en mi modo de vivir el acuarismo, me llevó a leer sobre Tropheus para no salir del Tanganyica puro, y la cosa estaba entre duboisi o moori, pero su elevado precio, sus problemas de bloat (recordemos que compartirían acuarios con L.ocellatus, A.compressiceps y N.similis), que tardarían en llegar al comercio, y mi anterior experiencia con ellos, me decían que había muchas posibilidades de hacerme con un grupo limitadamente reducido (4 o 5)  y no conseguir un ratio macho/hembra apropiado con el consecuente territorialismo y problemas de marginación y muerte.

Poco a poco, por la presencia de M'bunas en el comercio y su menor precio que me permitiría adquirir un grupo más holgado (6 o más) reduciendo así el estrés por territorialidad y aumentando las probabilidades de éxito de un ratio adecuado, me llevaron a plantearme la opción que inicialmente descartaba por purismo. 
Después de varias semanas, tomé la decisión. Y ahora el acuario Tanganyica es un acuario Africano de lago mixto.

La especie elegida ha sido Pseudotropheus socolofi. Su capacidad para comer algas de las rocas, cristales e incluso arena y su color azul que contrasta con los ocres y marrones de los habitantes del acuario y la decoración, aportan ese dinamismo y variedad que tanto necesitaba para volver a pasar tiempo delante del acuario y además de rebote me meto en un mundo acuarófilo aún no explorado por mi, el mundo del Malawi y la incubación bucal. Hasta ahora nunca me había planteado la reproducción de especies con este tipo de reproducción.



El único problema, es el de la alimentación, y pronto veremos si lo es realmente. Su alimentación es Sera vipagran, y su velocidad para comer ha hecho que los Altolamprologus y Similis pierdan su timidez si quieren pillar algún granulo. (Al día siguiente de escribir el artículo compré alimento especializado, concretamente Ocean Nutrition cichlid vegi pellet, un alimento con alto contenido en materia vegetal).

Son 6 ejemplares y creo que 2 de ellos pueden ser machos y el resto hembras, pero son jóvenes y es pronto para saberlo.







Un saludo.
 



Comentarios

Entradas populares de este blog

La dinámica del acuario

El acuario permanece equilibrado

Dos Lamprologus ocellatus
Dos Altolamprologus compressiceps
Dos Neolamprologus similis
Dos Caridinas japonicas
Y dos Pomacea bridgresii

Esta es la población de mi acuario y hasta el momento todo había sido equilibrio en lo que a las especies se refiere, el respeto mutuo predominaba por encima de todo, la precaución y constante represión que sometía a mis ansias por meter más peces, había conseguido un clima muy agradable, pero con 6 cíclidos esto no podía durar mucho tiempo, y eso que 6 pequeños cíclidos para un acuario de 220 litros, tampoco era una población descabellada.

Era a mi parecer un buen margen de seguridad, pero ese margen se acorta cuando alguna de esas parejas decide ponerse a criar.

No es algo nuevo que los cíclidos multipliquen por diez su carácter territorial agresivo cuando de defender una puesta se trata, aunque siempre es espectacular ver como defienden a la sangre de su sangre, de los demás.

Durante los últimos días mi pareja de L.…

Nanos, Pico, Micro o simplemente pequeños acuarios

Minimalismo y High Tech


La moda del High Tech triumfa y se mantiene a lo largo de los años en un hobby marcado por la estética y porque no, por la tecnología.

Pero el exceso de medios que requiere mantener un acuario High Tech de gran volumen, excluye a muchos bolsillos de esa posibilidad y con ello la posibilidad de tener un plantado con especies vegetales de altos requerimientos.

 Es por ello, que de un tiempo a esta parte se han vuelto a poner de moda las urnas pequeñas, y aunque tener un acuario grande, para prestar mejores condiciones a nuestros peces es una tendencia que se mantiene, muchos aficionados además, obtan por urnas de pequeño tamaño para mantener pequeños crustáceos, caracoles o peces minúsculos, pero sobre todo para crear pequeñas joyas cargadas de tecnología en altas dosis, con paisajes alucinantes y a un precio, que en comparación con los grandes acuarios High Tech, ahora sí llega a la mayoría de bolsillos.



En este mundillo minimalista todo debe ir acorde, plantar…

Thorichthys maculipinnis.

El controvertido Thorichthys maculipinnis. Etimología y taxonomía.

La palabra Thorichthys fue definida por Meek y significa etimológicamente “pez que salta”, esta palabra proviene en su plenitud del griego. Se conoce, que el nombre al género, fue atribuido por Seth Eugene Meek, porque en una de sus expediciones, encontró una charca con numerosos ejemplares de Thorichthys helleri meeki que saltaban hacía fuera. Actualmente sabemos que aquello fue un hecho aislado, bien fuera por el hambre de los animales o por la falta de espacio en la charca, el hecho es que no es un comportamiento característico de esta especie.

El género fue conformado como decíamos por Seth Eugene Meek en 1904, que oficialmente en su origen reconoció a dos especies para este género, Thorichthys helleri meek, y Thorichthys ellioti (en honor al profesor D. G. Elliot dedicado al departamento de Zoología del Field Columbian Museum) y del que hablaremos más concretamente en este artículo, ya que se trata del actual Thoric…