Ir al contenido principal

Cambio Radical.

Tanganyica

Cansado de lidiar con las algas o mejor dicho, de no hacerlo y ver feo el acuario -o tal vez es la forma de argumentar este cambio- me decidí a cambiar mi acuario amazónico por completo y transformarlo en lo que será un acuario africano del lago Tanganyica.

Guardaba un grato recuerdo de mi experiencia con los conchícolas en un 60litros y en aquella época recuerdo que pensé que un gran proyecto sería darles un acuario enorme a estos peques para que pudieran remover a su antojo y para que yo pudiera sumergirme de nuevo en el fantástico comportamiento de estos peces. Y aunque años atrás también había tenido Tropheus moori y duboisi, considero que para un acuario de 200 litros se deben poner demasiados y aún así siguen dándose episodios de agresividad, y comen o deberían de comer cosas distintas, por lo que los descarté por lo menos en el inicio, ya que para liarme siempre hay tiempo.

Tomada la decisión, me tocó sacar todas las plantas (llenas de algas por el descuido y por los meses de verano) y sacar toda la arena negra de cuarzo, luego me fui a buscar arena de playa y unas rocas de arenisca, ahora mi acuario parece el gran cañón del colorado, pero con conchas de caracol, a mi me gusta.

Con el tema de los caracoles tuve un problema ya que para conseguir las conchas, miré diversas páginas en internet, y las conchas de Neothauma son complicadas de conseguir, leí, leí y leí... y encontré páginas en las que vendían caracolas para ermitaños (si... parece que hay gente aún más freaks que nosotros), pero para no poner conchas de Neothauma bien me valían los míticos caracoles del Corte Ingles o del Mercadona, los escargots de toda la vida, que me salieron a 2 euros la bandeja. Bueno los limpié y para dentro.

Ahora me he hecho con una pareja de Lamprologus similis y sigo dándole vueltas a la población, pues pienso también en algún conchícola de pélvicas redondas, algún Altoamprologus y/o algún Julidochromis...

Veremos como queda la cosa.

Un saludo.

Comentarios

  1. Hola Carlos,

    Tiene buena pinta ese Tanganica, a ver cuando los peces estén del todo adaptados como va.

    Saludos

    Salva

    ResponderEliminar
  2. Hola Salva,

    Me alegro de leerte, veremos a ver, cuando se adapten del todo seguro que voy a tener que cambiar o comprar más, porque me temo que los Altos y los ocellatus van a estar desemparejados, ¿Tu tienes algún africano ahora salva?

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Hola Carlos,

    Pues estoy a punto de sacarme unos malawis adultos. Tambíén tengo un Tanganica que de momento mantendré.

    A ver si un dia de estos nos vemos.

    Saludos

    Salva

    ResponderEliminar
  4. Pues cuando tu quieras Salva, es cuestión de decir hora, día y bar.

    Que mantienes en el Tanganyica?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La dinámica del acuario

El acuario permanece equilibrado

Dos Lamprologus ocellatus
Dos Altolamprologus compressiceps
Dos Neolamprologus similis
Dos Caridinas japonicas
Y dos Pomacea bridgresii

Esta es la población de mi acuario y hasta el momento todo había sido equilibrio en lo que a las especies se refiere, el respeto mutuo predominaba por encima de todo, la precaución y constante represión que sometía a mis ansias por meter más peces, había conseguido un clima muy agradable, pero con 6 cíclidos esto no podía durar mucho tiempo, y eso que 6 pequeños cíclidos para un acuario de 220 litros, tampoco era una población descabellada.

Era a mi parecer un buen margen de seguridad, pero ese margen se acorta cuando alguna de esas parejas decide ponerse a criar.

No es algo nuevo que los cíclidos multipliquen por diez su carácter territorial agresivo cuando de defender una puesta se trata, aunque siempre es espectacular ver como defienden a la sangre de su sangre, de los demás.

Durante los últimos días mi pareja de L.…

Nanos, Pico, Micro o simplemente pequeños acuarios

Minimalismo y High Tech


La moda del High Tech triumfa y se mantiene a lo largo de los años en un hobby marcado por la estética y porque no, por la tecnología.

Pero el exceso de medios que requiere mantener un acuario High Tech de gran volumen, excluye a muchos bolsillos de esa posibilidad y con ello la posibilidad de tener un plantado con especies vegetales de altos requerimientos.

 Es por ello, que de un tiempo a esta parte se han vuelto a poner de moda las urnas pequeñas, y aunque tener un acuario grande, para prestar mejores condiciones a nuestros peces es una tendencia que se mantiene, muchos aficionados además, obtan por urnas de pequeño tamaño para mantener pequeños crustáceos, caracoles o peces minúsculos, pero sobre todo para crear pequeñas joyas cargadas de tecnología en altas dosis, con paisajes alucinantes y a un precio, que en comparación con los grandes acuarios High Tech, ahora sí llega a la mayoría de bolsillos.



En este mundillo minimalista todo debe ir acorde, plantar…

Thorichthys maculipinnis.

El controvertido Thorichthys maculipinnis. Etimología y taxonomía.

La palabra Thorichthys fue definida por Meek y significa etimológicamente “pez que salta”, esta palabra proviene en su plenitud del griego. Se conoce, que el nombre al género, fue atribuido por Seth Eugene Meek, porque en una de sus expediciones, encontró una charca con numerosos ejemplares de Thorichthys helleri meeki que saltaban hacía fuera. Actualmente sabemos que aquello fue un hecho aislado, bien fuera por el hambre de los animales o por la falta de espacio en la charca, el hecho es que no es un comportamiento característico de esta especie.

El género fue conformado como decíamos por Seth Eugene Meek en 1904, que oficialmente en su origen reconoció a dos especies para este género, Thorichthys helleri meek, y Thorichthys ellioti (en honor al profesor D. G. Elliot dedicado al departamento de Zoología del Field Columbian Museum) y del que hablaremos más concretamente en este artículo, ya que se trata del actual Thoric…