Ir al contenido principal

Un viejo conocido, el Apistogramma trifasciata


-->

Apistogramma trifasciata, Eigenmann & Kennedy, 1903

Introducción.

El Apistogramma trifasciata es un viejo conocido para mí, hace aproximadamente 6 años cambié con un amigo mi primera pareja de Apistogrammas, unos A.hongsloi por una de A.trifasciata y esa fue la primera vez que los mantuve, con el tiempo muchas cosas han cambiado, el acuario, los peces, las plantas y un poco la experiencia, tanto es así que actualmente he podido quitarme la espina que me dejaron al no poder ver como era su reproducción.


El Apistogramma trifasciata debe su nombre a esas tres líneas negras que posee, de ahí también su nombre común ciclido enano de tres bandas o sinónimos como Biotodoma trifasciatum o Heterogramma trifasciatum


Distribución.

Este Apistogramma en su hábitat natural se encuentra en Suramérica, y más concretamente en la cuenca del rio Amazonas, en el Guaporé, en el curso medio y cuenca del rio Paraná (Argentina), y en la cuenca y curso del Rio Paraguay.
Una distribución algo controvertida si tenemos en cuenta que entre el Guaporé y el Paraguay o Paraná hay una distancia geográfica considerable y que en este primero también habita el A.maciliensis o Sp. rio mámore, la polémica está servida.

Hábitat.

El hábitat del Apistogramma trifasciata está en zonas de densa vegetación, de aguas poco profundas y calmas. Siempre aguas claras de baja conductividad, aguas blandas por tanto y con pH's de 5.8 a 7.6, es decir, se mueve como se aprecia en un amplio abanico de pH’s pero también de temperaturas, ya que suelen habitar
en ríos con temperaturas de entre 18-27ºC. Los individuos que se encuentran en la Cuenca del Paraná reducen su actividad metabólica y reproductiva en el invierno a diferencia de los individuos del Guaporé en los que la temperatura constante tropical les mantiene con un ritmo metabólico constante.

Ya en casa.

Aspecto.

Nos encontramos con un individuo formador de grupo, es decir da nombre al grupo trifasciata, en el que se encuentra también el A.maciliensis y el A.arua, aunque esté ultimo está a caballo de este y del grupo Cacatuoides.


La primera característica a destacar es su tamaño, siendo uno de los Apistogrammas más pequeños, hasta el punto de que cuesta darles algún alimento que les quepa en la boca, una boca por tanto pequeña. La aleta dorsal diría es lo más espectacular del pez, sobretodo en el macho, pues el segundo, tercer y cuarto radio son más prolongados y de puntas rojo intenso que resaltan sobre el amarillo de su cabeza o el azul de su cuerpo dos colores que contrastan entre sí dando una belleza particular al pez. La cola es redondeada sin ningún patrón de color y las aletas pélvicas azuladas.



Alimentación.


La alimentación es complicada sobre todo en las hembras, que básicamente basan su alimentación en el acuario en ciclops, grindal y tubifex, aunque a veces picotean escama o gránulos hasta que pueden tragárselos, esto es debido al tamaño de su boca, en general aceptan de todo sin problemas, pero su reducido tamaño les limita en ese aspecto.

Por lo que si queremos “cebar” a las hembras para prepararlas para la reproducción deberemos utilizar el ingenio, buscando alimentos aptos por su tamaño o la maña, reduciendo al tamaño deseado los alimentos.
Personalmente uso ambos sistemas por una parte desmigajo escamas y gránulos y por la otra tengo alimento vivo como grindal y tubifex que me aseguran el éxito, ya que la hembra se haya desde hace dos semanas en amarillo constante con dos puestas en su haber.

Comportamiento.


Nos encontramos ante un pez tímido, los primeros días en el acuario intentaba mantenerse alejado de los C.maronii acercándose con prudencia y marcando su espacio vital, pasada la primera puesta son los reyes del mambo, la hembra defiende su territorio con y sin puesta arrojándose hacia los C.maronii cual torpedo submarino, y el macho de vez en cuando a la hora de comer también les aleja con algún ataque. Lo que en los primeros días era prudencia se ha convertido en dominancia, sin embargo el tamaño de los maronni les permite alejarse en primera instancia pero volver al segundo sin problemas.

Curiosamente esta actitud agresiva en un pez de este tamaño, le otorga un carácter tímido, pues son ataques esporádicos y la agresividad no puede ser mantenida en un enfrentamiento, cualquier otro Apistogramma o cíclido que quiera o tenga pelea con él, lo amedrentará sin problemas.

Por otra parte durante la época de puesta la cosa cambia respecto a la hembra, porque una hembra de Apistogramma siempre es una hembra de Apistogramma por muy pequeña que sea, la intensidad de su color amarillo limón es directamente proporcional a la agresividad con la que descarga sus ataques a la hora de defender sus crías. No hay tamaño que se les oponga



Reproducción.


Hasta el momento me he perdido la puesta, es decir, la han hecho siempre en una galería de un tronco a la que solo ellos pueden acceder por lo que desconozco el color de los huevos, sin embargo el cortejo no difiere del resto de Apistogrammas, que entre bailes y meneos se llaman el uno al otro, hacia el lugar de puesta engalanados con sus mejores vestidos.
Tras la puesta, la hembra adopta un carácter muy agresivo que dura mientras las crías siguen con ella e incluso unos días más allá, de manera que cualquier pez que se acerque a 20-30 cm. a la redonda va a ser agredido sin importar el tamaño.
Por otro lado se observa que el interés del macho por la puesta está presente pero en pequeña medida, solo cuando la hembra le impulsa a defender, pasado el momento se escaquea de nuevo, aunque a veces colabora en la recogida de alevines dispersos.

Autor del texto y fotografías: Carlos García Pérez

Comentarios

  1. Enhorabuena por el reportaje y por haber conseguido reproducir a esta especie tan bonita ;)

    UN SALUDO!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Miguel, ahora voy a intentar que la madre saque a las crias adelante, a ver si no se cansa, aunque son los alevines de apistogramma más pequeños que he visto nunca.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La dinámica del acuario

El acuario permanece equilibrado

Dos Lamprologus ocellatus
Dos Altolamprologus compressiceps
Dos Neolamprologus similis
Dos Caridinas japonicas
Y dos Pomacea bridgresii

Esta es la población de mi acuario y hasta el momento todo había sido equilibrio en lo que a las especies se refiere, el respeto mutuo predominaba por encima de todo, la precaución y constante represión que sometía a mis ansias por meter más peces, había conseguido un clima muy agradable, pero con 6 cíclidos esto no podía durar mucho tiempo, y eso que 6 pequeños cíclidos para un acuario de 220 litros, tampoco era una población descabellada.

Era a mi parecer un buen margen de seguridad, pero ese margen se acorta cuando alguna de esas parejas decide ponerse a criar.

No es algo nuevo que los cíclidos multipliquen por diez su carácter territorial agresivo cuando de defender una puesta se trata, aunque siempre es espectacular ver como defienden a la sangre de su sangre, de los demás.

Durante los últimos días mi pareja de L.…

Nanos, Pico, Micro o simplemente pequeños acuarios

Minimalismo y High Tech


La moda del High Tech triumfa y se mantiene a lo largo de los años en un hobby marcado por la estética y porque no, por la tecnología.

Pero el exceso de medios que requiere mantener un acuario High Tech de gran volumen, excluye a muchos bolsillos de esa posibilidad y con ello la posibilidad de tener un plantado con especies vegetales de altos requerimientos.

 Es por ello, que de un tiempo a esta parte se han vuelto a poner de moda las urnas pequeñas, y aunque tener un acuario grande, para prestar mejores condiciones a nuestros peces es una tendencia que se mantiene, muchos aficionados además, obtan por urnas de pequeño tamaño para mantener pequeños crustáceos, caracoles o peces minúsculos, pero sobre todo para crear pequeñas joyas cargadas de tecnología en altas dosis, con paisajes alucinantes y a un precio, que en comparación con los grandes acuarios High Tech, ahora sí llega a la mayoría de bolsillos.



En este mundillo minimalista todo debe ir acorde, plantar…

Thorichthys maculipinnis.

El controvertido Thorichthys maculipinnis. Etimología y taxonomía.

La palabra Thorichthys fue definida por Meek y significa etimológicamente “pez que salta”, esta palabra proviene en su plenitud del griego. Se conoce, que el nombre al género, fue atribuido por Seth Eugene Meek, porque en una de sus expediciones, encontró una charca con numerosos ejemplares de Thorichthys helleri meeki que saltaban hacía fuera. Actualmente sabemos que aquello fue un hecho aislado, bien fuera por el hambre de los animales o por la falta de espacio en la charca, el hecho es que no es un comportamiento característico de esta especie.

El género fue conformado como decíamos por Seth Eugene Meek en 1904, que oficialmente en su origen reconoció a dos especies para este género, Thorichthys helleri meek, y Thorichthys ellioti (en honor al profesor D. G. Elliot dedicado al departamento de Zoología del Field Columbian Museum) y del que hablaremos más concretamente en este artículo, ya que se trata del actual Thoric…