Ir al contenido principal

Nannacara aureocephalus.( Allgayer, 1983)




Introducción

En esta ocasión voy a centrarme en el género Nannacara, un género que se vive en España de una manera muy discreta, frente a géneros como el Apistogramma, Microgeophagus o incluso el Laetacara, el género Nannacara suele pasar, para comerciantes y aficionados, bastante desapercibido, ya que generalmente se optan por comprar especies de esos otros géneros más mediáticos tal vez.

El género Nannacara que significa Nanna = pequeña y Acara = cíclido en guaraní, es decir pequeño cíclido, consta de varias especies, concretamente 6, Nannacara adoketa, Nannacara anomala, Nannacara aureocephalus, Nannacara bimaculata , Nannacara quadrispinae y Nannacara taenia. Y todas ellas están distribuidas por Sur America en la parte tropical.


Ejemplar de N.aureocephalus macho.


Nannacara aureocephalus es la especie que me lleva hoy a escribir este artículo, ya que recientemente he comprado una pareja, y ciertamente, me ha sorprendido muy gratamente.

Distribución.

La distribución de esta especie no es ampliamente conocida, aunque podemos decir que en la Guayana Francesa y en el Norte de Brazil se han encontrado ejemplares, concretamente en las cuencas de afluentes como Approuague, Mana, Orapu, Fleuve o en el rio Oyapock.

Hábitat.

Nannacara aureocephalus tiene su hábitat en zonas donde el sustrato está compuesto por arenas finas, árboles caídos, ramas, y raíces, que forman múltiples escondites y recovecos, aunque por la acción del hombre en algunas zonas de los ríos descritos anteriormente, se hayan escombros de runa con piedras y también habita entre las rocas. El agua es ácida, el pH está sobre 5,2 grados llegando en ocasiones a 6, la conductividad es baja y la temperatura varia entre 23ºC y 28ºC.

Otras especies que conviven con él en la naturaleza son Rivulus xiphidus, Aequidens itayi, Crenicichla saxatilis, Copella arnoldi y multitud de especies de tetras del género Hyphessobrycon y Hemigrammus.


Descripción.

Para la descripción lo mejor es que veamos las fotos, se trata de un pez de tamaño medio, no llega a ser tan grande como un Cleithracara maronii ni tan pequeño como un Apistogramma. Por lo demás es muy similar a las demás especies del género y solo difiere a primera vista en su coloración.

Ejemplar de N.aureocephalus macho.

Ejemplar de N.aureocephalus hembra.



Mantenimiento.

La especie es apta para ser mantenida en pareja y en acuarios comunitarios, ya que no presenta una agresividad desmesurada, únicamente en las épocas de celo pueden mostrarse algo más agresivos, hecho que puede llevarles a sufrir daños si topan con especies de mayor tamaño. Por lo general nos encontramos con peces tranquilos, pudiendo llegar a ser incluso tímidos. El macho no ejerce demasiada presión sobre la hembra, ni sobre otros habitantes del acuario, ni siquiera con otros cíclidos, la hembra sin embargo cuando se encuentra en condiciones de desove llama la atención del macho de la manera habitual y defenderá con ganas la puesta ante cualquier intruso que ose acercarse a la zona.

El acuario donde son mantenidos, es un acuario de 220 litros, con aguas ligeramente ácidas y medianamente blandas. Aunque las condiciones ideales serían un pH entorno a los -5,2-6- y la dureza entre 5-8 dGH, con un kH imperceptible. La temperatura del acuario se ha mantenido más o menos constante entorno a los 28 º C.

La especie es delicada frente al alto nivel de nitratos por lo que será de gran ayuda mantenerlo bajo, ya sea con cambios frecuentes de agua, así como con plantas que consuman nitratos, de ese modo conseguiremos mantener a la especie sin problemas. También ayuda dejar zonas plantadas para que la especie pueda descansar entre las plantas, actividad frecuente, aunque también gustan de nadar libremente.

Por último no debemos olvidar que se trata de una especie de desove en cueva por lo que a la hora de decorar el acuario deberemos incluir cáscaras de coco, troncos, piedras, etc…

Hembra con coloración nupcial.



Alimentación.

La especie en cuanto a alimentación no es diferente al resto de especies. Aceptarán de buen grado cualquier alimento, siempre que estén ya acostumbrados a comerlo, larva roja, artemia, grindal, escama, gránulos, en general es una especie comedora, tanto la hembra como el macho acuden a comer en cuanto llega el momento, independientemente de la comida que caiga y me atrevería a decir que la calidad no es un condicionante a la hora de inducirles a la puesta, es decir, la especie prefiere la abundancia a la calidad, en ocasiones con algunas especies simplemente sustituyendo una de las comidas por alimento vivo, les induce a la puesta, en este caso, la adición de una comida más, aunque sea escama o gránulos es suficiente para que se planteen que es un buen momento para realizar la puesta.



Hembra en su cueva aireando la puesta


Reproducción.

La reproducción empieza cuando los dos individuos se encuentran con todos los factores favorables, un agua en condiciones, una alimentación abundante, unos compañeros no demasiado pesados, y un sitio donde la prole pueda crecer en condiciones viables. Llegados a este punto la pareja empezará a llamarse de la forma habitual a golpe de agua, la hembra se pondrá paralela al macho y dará coletazos para llamar su atención al tiempo que su coloración será oscura y ajedrezada, el macho le seguirá hasta la cueva elegida y se quedará en la puerta mientras la hembra desova, posteriormente entrará para cubrir la puesta. A partir de ese momento por lo menos en mi caso la hembra se ocupa permanentemente del cuidado directo de la puesta, mientras el macho se encarga de ahuyentar a los intrusos, es grande la agresividad que impone pero cauta, el macho es capaz de enfrentarse a un Cleithracara maronii que le dobla el tamaño, pero si ve que no cede, cederá hasta cierto punto. En este sentido he tenido mala suerte, pues en la última puesta me he encontrado al macho de N.aureocephalus con el labio superior dislocado y con los días lo está perdiendo, una imagen bastante desagradable, que me hace pensar que ha tenido la ya muy conocida lucha de ciclidos boca a boca, que ha acabado dejándole el labio mutilado o en eso parece que derivará, afortunadamente, el individuo come sin problemas.


Hembra vigilando la puesta que se observa debajo.


Autor

Texto y fotos realizadas por Carlos García Pérez.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La dinámica del acuario

El acuario permanece equilibrado

Dos Lamprologus ocellatus
Dos Altolamprologus compressiceps
Dos Neolamprologus similis
Dos Caridinas japonicas
Y dos Pomacea bridgresii

Esta es la población de mi acuario y hasta el momento todo había sido equilibrio en lo que a las especies se refiere, el respeto mutuo predominaba por encima de todo, la precaución y constante represión que sometía a mis ansias por meter más peces, había conseguido un clima muy agradable, pero con 6 cíclidos esto no podía durar mucho tiempo, y eso que 6 pequeños cíclidos para un acuario de 220 litros, tampoco era una población descabellada.

Era a mi parecer un buen margen de seguridad, pero ese margen se acorta cuando alguna de esas parejas decide ponerse a criar.

No es algo nuevo que los cíclidos multipliquen por diez su carácter territorial agresivo cuando de defender una puesta se trata, aunque siempre es espectacular ver como defienden a la sangre de su sangre, de los demás.

Durante los últimos días mi pareja de L.…

Nanos, Pico, Micro o simplemente pequeños acuarios

Minimalismo y High Tech


La moda del High Tech triumfa y se mantiene a lo largo de los años en un hobby marcado por la estética y porque no, por la tecnología.

Pero el exceso de medios que requiere mantener un acuario High Tech de gran volumen, excluye a muchos bolsillos de esa posibilidad y con ello la posibilidad de tener un plantado con especies vegetales de altos requerimientos.

 Es por ello, que de un tiempo a esta parte se han vuelto a poner de moda las urnas pequeñas, y aunque tener un acuario grande, para prestar mejores condiciones a nuestros peces es una tendencia que se mantiene, muchos aficionados además, obtan por urnas de pequeño tamaño para mantener pequeños crustáceos, caracoles o peces minúsculos, pero sobre todo para crear pequeñas joyas cargadas de tecnología en altas dosis, con paisajes alucinantes y a un precio, que en comparación con los grandes acuarios High Tech, ahora sí llega a la mayoría de bolsillos.



En este mundillo minimalista todo debe ir acorde, plantar…

Thorichthys maculipinnis.

El controvertido Thorichthys maculipinnis. Etimología y taxonomía.

La palabra Thorichthys fue definida por Meek y significa etimológicamente “pez que salta”, esta palabra proviene en su plenitud del griego. Se conoce, que el nombre al género, fue atribuido por Seth Eugene Meek, porque en una de sus expediciones, encontró una charca con numerosos ejemplares de Thorichthys helleri meeki que saltaban hacía fuera. Actualmente sabemos que aquello fue un hecho aislado, bien fuera por el hambre de los animales o por la falta de espacio en la charca, el hecho es que no es un comportamiento característico de esta especie.

El género fue conformado como decíamos por Seth Eugene Meek en 1904, que oficialmente en su origen reconoció a dos especies para este género, Thorichthys helleri meek, y Thorichthys ellioti (en honor al profesor D. G. Elliot dedicado al departamento de Zoología del Field Columbian Museum) y del que hablaremos más concretamente en este artículo, ya que se trata del actual Thoric…