Bitacoras.com Un PoCo De CaRLoS ZiOk: junio 2010

domingo

Caracoles!

Sin duda, esa expresión debió salir de un acuarófilo antaño, cuando un día observando su acuario se dió cuenta de que a parte de los peces y plantas que había introducido en su acuario, también habian..... Caracoles!-exclamó- y no era para menos pues atónito observó como esos pequeños amigos babosos habian aprendido a bucear.

No sé si salió de ahí o no la expresión, pero perfectamente podría haber sido así, en la actualidad, es una rama más del acuarismo, hay quién vuelca su pasión por las plantas, hay quién la vuelca en los peces, otros se dedican en pleno a las gambas, otros le dan a todo y los hay que se dedican única y exclusivamente al mundo de los caracoles acuáticos. Planorbis, Melanoides, Pomacea, etc... y es que nos guste o no pueden ser unos compañeros muy agradecidos.

No obstante, son un arma de doble filo en muchas ocasiones, y hablo concretamente de su combinación en acuarios comunitarios donde suelen actuar como precisos test, pero cobrándose su servicio devorando plantas, puestas o simplemente haciendo desagradable la estética del acuario. Y es que no se puede negar, son útiles, comen detritus en muchos casos, comida sobrante también, completan el ciclo del acuario, airean el sustrato beneficiando a las plantas, pero siempre hay un pero o casi siempre....

Llegados al punto de la plaga, cuando la situación no nos gusta por el motivo que sea, es necesario entender porque la situación es esa, ¿Por qué son una plaga?.¿Que la población de caracoles crezca indica que hay comida en exceso?, ¿o quizás nitratos que conllevarían un explosión de algas y que ellos deboran diariamente? Exterminarlos sin más sería un error, desquilibrar el acuario hacia otra lado. ¿Para que, para probar suerte?...


Hay que pensar que si los caracoles no van a estar ahí, alguien tendrá que hacer su trabajo,  es decir, la comida sobrante habrá que sifonarla, habrá que realizar cambios con mayor frecuencia o poner menos comida, al fin y al cabo el eslabón de la cadena debe sustituirse, no podemos romperla.

Si finalmente nos vemos capaces de poder sustituirlos, pues es menor el esfuerzo de realizar mas cambios y controlar más de cerca Nitratos y Fosfatos con otros medios, toca la dura decisión de que método usar para retiralos del acuario.

Y es el motivo principal que me lleva a escribir esta entrada, pues es donde me encuentro, mi plaga de Melanoides es excesiva y trás controlar las algas, despues de sifonar sectorialmente el acuario en varias semanas y poner Phosguard y Purigen, me voy a liar la manta a la cabeza y voy a reducir mi plaga de Melanoides tuberculata, mis motivos son dos aunque prima uno muy importante, el otro es secundario en mi caso, y es que las puestas de mis peces no pasan de la primera noche, el secundario es el estético que al ser de hábitos nocturnos es un mal menor.

Valoraré varios métodos para controlar (que no eliminar) la plaga de caracoles:

Método Químico: En el mercado podemos encontrar diversos productos para eliminar caracoles, suelen contener cobre y otros elementos tóxicos para peces y plantas, suelen ser trazas pequeñas para acabar con los caracoles antes que con los peces y plantas, pero hay peces más delicados, gambas, que también pueden caer con ellos o en el mejor de los casos bioacumular esos elementos en sus organismos. Si a ese riesgo le sumamos que se mueren y pudren gran cantidad de caracoles en el acuario, sin duda nos llevará a problemas y desequilibrios.

Método Físico: En el mercado también podemos encontrar trampas, o podemos dedicarnos eternamente a retirar caracoles de manera física, hojas de lechugas, pastillas de fondo o simplemente retirándolos de los cristales, si el acuario es grande olvidarlo, y más si hablamos de Melanoides, perderemos mucho tiempo sin conseguir nada a cambio. Pues deberiamos quitarlos todos de una misma vez para evitar que quedara alguno que no se reprodujera, algo bastante complicado, aunque en acuarios pequeños como control podría servir.

Método Biológico: Este es a mi parecer el mejor método de control por diversos motivos, es gradual, con lo que nos dará tiempo a preveer hacía donde tiende el "ecosistema" antes de que sea tarde, también porque no debemos hacer nosotros el esfuerzo, bueno ni nosotros ni nadie, pues la plaga remitirá de manera natural. Se trata de introducir un depredador natural que poco a poco irá reduciedo la plaga. Podríamos también introducir algún competidor de su nicho ecológico, es decir, algún otro animal que compitiera con la plaga por alimento y territorio, en el caso de Planorbis alguna vez me dió resultado poner Pomacea, estos se reprodujeron y desplazaron completamente a los Planorbis, y al crecer son más secillos de quitar.





Pero y si son Melanoides, estos son de hábitos netamente nocturnos, son vivíparos y deboran puestas de otros caracoles y peces, por lo que siempre ganaran la batalla a la hora de competir por el nicho, comen detritus o sea que en caso de no haber comida sobrante también sobreviven, por lo que cuando hablamos de plaga dura de erradicar, hablamos de Melanoides y solo podemos plantearnos depredadores.

¿Cuales son los depredadores?

Pues en mi caso barajo 3 y cualquiera de ellos sirve para cualquier plaga de caracoles.


Chromobotia Macracanthus ( u otras lochas)



El Botia payaso, es un ávido comedor de caracoles, de hecho la mayoría de su família lo son, pero tiene desventajas, puede no encajar en el acuario (por comportamiento o requerimientos de agua), puede hacerse grande (en cuyo caso podriamos escoger una especie de locha menor), incluyen plantas en su dieta, su ventaja al comer puestas no sirve con Melanoides vivíparos, pero además no tiene especial predilección por los Melanoides, la concha acaracolada de estos es muy dura y al ser caracoles nocturnos raramente controlará la plaga.

Carinotetraodon travancoricus ( u otros peces globo)



Valoro esta especie concreta porque no requiere aguas salobres como muchos otros peces globo, y por que además es una de las especies más pacificas, no obstante, puede mordisquear colas de peces más pequeños, su alimentación básicamente son los caracoles, aunque puede comer grindal u otros alimentos vivos, e incluso habituarse a larva o artemia congelada, siempre que esta se mueva. La contra es la de arriesgarse a meterlo en el acuario y que ataque a otros peces o que muera de inanición al acabarse los caracoles.


Anentome helena




Caracoles! pues sí ¿no querias sopa? dos tazas! Esta especie de caracol es un depredador de caracoles, no tiene contra, salvo que metas una pareja o trio y te desentiendas, la gracia estará en controlar que no se reproduzcan o estar alerta cuando veas crias. No obstante siempre puedes meter un único individuo, que poco a poco se pondrá las botas, si ves que no acaba con la plaga, puedes arriesgarte a meter un segundo. Este caracol se alimenta primordialmente de caracoles, Melanoides, Planorbis, Gyralus, Physsas,etc.

Veremos con que me hago primero.

Un saludo.
Última entrada